Rosca de Reyes con Queso Crema Esmeralda y Nueces




Rosca de Reyes con Queso Crema Esmeralda y Nueces

INGREDIENTES

2 personas

Ingredientes para el pan:

3 tazas de harina
110 g de mantequilla a temperatura ambiente
6 huevos
100 g de azúcar
5 g de sal
2 cucharadas soperas de levadura
Ralladura de naranja
240 ml de leche

Ingredientes para el relleno:

2 paquetes de Queso Crema Esmeralda
150 gr de nueces


Ingredientes para la decoración:

Frutas cristalizadas (higos, acitrón, ate, cerezas)
½  taza de azúcar glas
½  taza de azúcar
2 cucharadas de manteca vegetal o mantequilla

Tibiar la leche. Agregar la levadura, dos cucharadas de harina y una cucharada de azúcar y mezclar hasta formar una pasta homogénea. Dejar reposar en un lugar tibio.

Cernir la harina y añadir el azúcar y la sal. Enseguida mezclar con la mantequilla. Añadir la ralladura de naranja y revolver de nuevo.

En la mesa poner la harina en forma de montoncito y hacer una especie de hoyo en el centro del montón, agregar los huevos y empezar a amasar. Añadir poco a poco la leche y seguir amasando hasta que la masa ya no se pegue a la mesa. Agregar más harina si es necesario.

Retomar la masa con levadura que estaba en reposo y agregarla a esta segunda masa, continuar amasando hasta que ambas mezclas se integren en una sola.

Tomar la masa, formar una bola y colocar en un recipiente con aceite, engrasar la masa con un poco más de aceite para evitar que se reseque. Cubrir con un trozo de plástico y dejar fermentar en un lugar de temperatura tibia hasta que duplique su tamaño.

Mientras tanto, preparar la masa para decoración mezclando el azúcar glas, el azúcar refinada y la mantequilla hasta integrar por completo. Reservar.

Una vez que la masa de levadura duplicó su tamaño original, tomar la mitad y sin aplastarla estirar poco a poco hasta que quede en forma de tira. Colocar la masa en la mesa y colocar las nueces a lo largo de la tira.

Cortar una de las barras de Queso Crema Esmeralda en trozos delgados y colocar a lo largo de la tira de masa sobre las nueces. Distribuir las figuras de plástico a lo largo de la tira. Levantar las orillas y unir al centro para cerrar.

Precalentar el horno a 180º C. Mientras tanto, engrasar una charola grande y poner la masa de la rosca. Para evitar que se pegue, al centro colocar un molde previamente engrasado por la parte de afuera. Dejar reposar hasta que la masa se infle y después barnizar con huevo la superficie de la masa.

Retomar la masa para decoración y cortarla en varios trozos, amasar con un rodillo cada trozo hasta que quede en tiras y distribuir a lo largo de la rosca ya barnizada.

Cortar en trozos las frutas cristalizadas y colocarlas al gusto sobre la rosca. Se pueden espolvorear las tiras de masa de decoración con azúcar glas.

Meter al horno previamente calentado y hornear durante 30 minutos o hasta que la masa esté dorada.

Una vez cocida la rosca, se deja enfriar para poder retirar el molde del centro que se usó para evitar que se pegara la rosca.


Los ingredientes rinden para hacer 2 roscas.





INGREDIENTES

4 personas


Tibiar la leche. Agregar la levadura, dos cucharadas de harina y una cucharada de azúcar y mezclar hasta formar una pasta homogénea. Dejar reposar en un lugar tibio.

Cernir la harina y añadir el azúcar y la sal. Enseguida mezclar con la mantequilla. Añadir la ralladura de naranja y revolver de nuevo.

En la mesa poner la harina en forma de montoncito y hacer una especie de hoyo en el centro del montón, agregar los huevos y empezar a amasar. Añadir poco a poco la leche y seguir amasando hasta que la masa ya no se pegue a la mesa. Agregar más harina si es necesario.

Retomar la masa con levadura que estaba en reposo y agregarla a esta segunda masa, continuar amasando hasta que ambas mezclas se integren en una sola.

Tomar la masa, formar una bola y colocar en un recipiente con aceite, engrasar la masa con un poco más de aceite para evitar que se reseque. Cubrir con un trozo de plástico y dejar fermentar en un lugar de temperatura tibia hasta que duplique su tamaño.

Mientras tanto, preparar la masa para decoración mezclando el azúcar glas, el azúcar refinada y la mantequilla hasta integrar por completo. Reservar.

Una vez que la masa de levadura duplicó su tamaño original, tomar la mitad y sin aplastarla estirar poco a poco hasta que quede en forma de tira. Colocar la masa en la mesa y colocar las nueces a lo largo de la tira.

Cortar una de las barras de Queso Crema Esmeralda en trozos delgados y colocar a lo largo de la tira de masa sobre las nueces. Distribuir las figuras de plástico a lo largo de la tira. Levantar las orillas y unir al centro para cerrar.

Precalentar el horno a 180º C. Mientras tanto, engrasar una charola grande y poner la masa de la rosca. Para evitar que se pegue, al centro colocar un molde previamente engrasado por la parte de afuera. Dejar reposar hasta que la masa se infle y después barnizar con huevo la superficie de la masa.

Retomar la masa para decoración y cortarla en varios trozos, amasar con un rodillo cada trozo hasta que quede en tiras y distribuir a lo largo de la rosca ya barnizada.

Cortar en trozos las frutas cristalizadas y colocarlas al gusto sobre la rosca. Se pueden espolvorear las tiras de masa de decoración con azúcar glas.

Meter al horno previamente calentado y hornear durante 30 minutos o hasta que la masa esté dorada.

Una vez cocida la rosca, se deja enfriar para poder retirar el molde del centro que se usó para evitar que se pegara la rosca.


Los ingredientes rinden para hacer 2 roscas.





INGREDIENTES

6 personas


Tibiar la leche. Agregar la levadura, dos cucharadas de harina y una cucharada de azúcar y mezclar hasta formar una pasta homogénea. Dejar reposar en un lugar tibio.

Cernir la harina y añadir el azúcar y la sal. Enseguida mezclar con la mantequilla. Añadir la ralladura de naranja y revolver de nuevo.

En la mesa poner la harina en forma de montoncito y hacer una especie de hoyo en el centro del montón, agregar los huevos y empezar a amasar. Añadir poco a poco la leche y seguir amasando hasta que la masa ya no se pegue a la mesa. Agregar más harina si es necesario.

Retomar la masa con levadura que estaba en reposo y agregarla a esta segunda masa, continuar amasando hasta que ambas mezclas se integren en una sola.

Tomar la masa, formar una bola y colocar en un recipiente con aceite, engrasar la masa con un poco más de aceite para evitar que se reseque. Cubrir con un trozo de plástico y dejar fermentar en un lugar de temperatura tibia hasta que duplique su tamaño.

Mientras tanto, preparar la masa para decoración mezclando el azúcar glas, el azúcar refinada y la mantequilla hasta integrar por completo. Reservar.

Una vez que la masa de levadura duplicó su tamaño original, tomar la mitad y sin aplastarla estirar poco a poco hasta que quede en forma de tira. Colocar la masa en la mesa y colocar las nueces a lo largo de la tira.

Cortar una de las barras de Queso Crema Esmeralda en trozos delgados y colocar a lo largo de la tira de masa sobre las nueces. Distribuir las figuras de plástico a lo largo de la tira. Levantar las orillas y unir al centro para cerrar.

Precalentar el horno a 180º C. Mientras tanto, engrasar una charola grande y poner la masa de la rosca. Para evitar que se pegue, al centro colocar un molde previamente engrasado por la parte de afuera. Dejar reposar hasta que la masa se infle y después barnizar con huevo la superficie de la masa.

Retomar la masa para decoración y cortarla en varios trozos, amasar con un rodillo cada trozo hasta que quede en tiras y distribuir a lo largo de la rosca ya barnizada.

Cortar en trozos las frutas cristalizadas y colocarlas al gusto sobre la rosca. Se pueden espolvorear las tiras de masa de decoración con azúcar glas.

Meter al horno previamente calentado y hornear durante 30 minutos o hasta que la masa esté dorada.

Una vez cocida la rosca, se deja enfriar para poder retirar el molde del centro que se usó para evitar que se pegara la rosca.


Los ingredientes rinden para hacer 2 roscas.





INGREDIENTES

8 personas


Tibiar la leche. Agregar la levadura, dos cucharadas de harina y una cucharada de azúcar y mezclar hasta formar una pasta homogénea. Dejar reposar en un lugar tibio.

Cernir la harina y añadir el azúcar y la sal. Enseguida mezclar con la mantequilla. Añadir la ralladura de naranja y revolver de nuevo.

En la mesa poner la harina en forma de montoncito y hacer una especie de hoyo en el centro del montón, agregar los huevos y empezar a amasar. Añadir poco a poco la leche y seguir amasando hasta que la masa ya no se pegue a la mesa. Agregar más harina si es necesario.

Retomar la masa con levadura que estaba en reposo y agregarla a esta segunda masa, continuar amasando hasta que ambas mezclas se integren en una sola.

Tomar la masa, formar una bola y colocar en un recipiente con aceite, engrasar la masa con un poco más de aceite para evitar que se reseque. Cubrir con un trozo de plástico y dejar fermentar en un lugar de temperatura tibia hasta que duplique su tamaño.

Mientras tanto, preparar la masa para decoración mezclando el azúcar glas, el azúcar refinada y la mantequilla hasta integrar por completo. Reservar.

Una vez que la masa de levadura duplicó su tamaño original, tomar la mitad y sin aplastarla estirar poco a poco hasta que quede en forma de tira. Colocar la masa en la mesa y colocar las nueces a lo largo de la tira.

Cortar una de las barras de Queso Crema Esmeralda en trozos delgados y colocar a lo largo de la tira de masa sobre las nueces. Distribuir las figuras de plástico a lo largo de la tira. Levantar las orillas y unir al centro para cerrar.

Precalentar el horno a 180º C. Mientras tanto, engrasar una charola grande y poner la masa de la rosca. Para evitar que se pegue, al centro colocar un molde previamente engrasado por la parte de afuera. Dejar reposar hasta que la masa se infle y después barnizar con huevo la superficie de la masa.

Retomar la masa para decoración y cortarla en varios trozos, amasar con un rodillo cada trozo hasta que quede en tiras y distribuir a lo largo de la rosca ya barnizada.

Cortar en trozos las frutas cristalizadas y colocarlas al gusto sobre la rosca. Se pueden espolvorear las tiras de masa de decoración con azúcar glas.

Meter al horno previamente calentado y hornear durante 30 minutos o hasta que la masa esté dorada.

Una vez cocida la rosca, se deja enfriar para poder retirar el molde del centro que se usó para evitar que se pegara la rosca.


Los ingredientes rinden para hacer 2 roscas.









Compartir


RECETAS RELACIONADAS


Croquetas de Queso


Gelatina de Queso Crema con frutos rojos


Pay de almendras


Lasaña en salsa poblana con Queso Oaxaca